viernes

huang po (¿-850)



1.- "Todos los seres son la mente única. Fuera de esta mente única, nada existe. Esta mente única no tiene principio, nunca ha nacido y es indestructible. No es verde ni amarilla, ni tiene forma o aspecto. No es parte de las cosas que existen ni de las que no existen. Ni puede considerarse nueva ni antigua. No es ni larga ni corta, ni grande ni pequeña. Trasciende todos los límites, medidas, nombres, rasgos y comparaciones. Es eso que ves ante ti. Comienza a razonar sobre ello y de inmediato caerás en el error. Es como el vacío ilimitado que no puede imaginarse ni medirse. La mente única lo es todo y no hay diferencia alguna entre los seres iluminados y los que viven en la ignorancia, salvo que éstos últimos viven apegados a las formas y por ello buscan externamente la iluminación. Su propia búsqueda hace que no puedan lograrla, porque supone usar la mente para buscar la mente. Aunque se esforzaran durante toda su vida, nunca la alcanzarían. No saben que si detienen el pensamiento conceptual y olvidan su deseo de encontrarla, la iluminación sucedería inmediatamente ante ellos. La mente única lo es todo. No es más grande cuando se manifiesta en los seres iluminados, ni más pequeña cuando lo hace en el resto de los seres vivos."

2.- "Esta mente única no tiene nada que ver con el pensamiento conceptual. Sólo con que pudierais liberaros de este pensamiento conceptual, lo habríais logrado todo. Para hacerlo basta un instante. Si no os liberáis de él, nunca lograréis nada, aunque os esforcéis  durante el resto de vuestra vida. Puede que lleguéis a captar esta mente única tras un período más o menos largo. Hay quien en el mismo momento que escucha hablar de ella, elimina el pensamiento conceptual sin más. Algunos lo hacen tras seguir incontables prácticas y estudios. Y otros tienen que entregarse a la vida monástica para lograrlo. Puede requerir más ó menos esfuerzo, pero ya sea que trasciendas el pensamiento conceptual de una forma o de otra, el resultado es siempre el mismo, un estado de ser que no admite graduaciones y en el que no hay nada que practicar, ni acción alguna que realizar, porque nada hay que alcanzar. Es más bien un darse cuenta que cuanto antes llega, menos sufrimiento y esfuerzo precisa."

3.- "Tanto las acciones buenas como las malas, implican el apego a la forma y nos atan a sus consecuencias durante años. Es mucho mejor lograr la iluminación y captar la mente única. Decir que la mente es no mente implica algo existente. Mejor dejemos una silenciosa comprensión y nada más. Fuera con todo pensamiento o explicación y habremos cortado el camino de las palabras y eliminado todo movimiento de la mente. Esta mente única es el estado mental original de todos los seres humanos. Todos los seres vivos capaces de sentir son de ésta única substancia y no se diferencian en nada. Las distinciones provienen de una manera de pensar equivocada y conducen a la creación de todo tipo de karma infernal."

4.- "Sólo como oposición al deseo, la ira y la ignorancia, existen la abstinencia, la calma y la sabiduría. Sin ilusión, cómo podría haber iluminación? No os apeguéis a nada que no sea vuestro estado mental original que es el origen de todas las cosas. Suponed que tuvierais que adornar con joyas el espacio vacío, cómo haríais para que se sujetaran en su lugar? Pues nuestro estado mental original es como el vacío, aunque tratáramos de adornarlo con sabiduría y con infinitas buenas acciones, no podríamos hacer nada para sostenerlas y que permanecieran allí."

5.- "Sí pudieseis lograr un estado de no intelecto, la cadena de causación se rompería de inmediato."

6.- "Si practicáis ahora manteniendo vuestro intelecto inmóvil todo el tiempo, de pié, caminando, sentados o acostados y os concentráis por completo en la meta de la no creación de pensamientos, en la no dualidad, en la no dependencia de los demás y en el no apego, dejando que todas las cosas sigan su propio curso sin más durante todo el día, como si estuvieseis demasiado enfermos para preocuparos de nada, ignorando el mundo, abandonando cualquier urgencia por daros a conocer o por ocultaros de los demás, con vuestras mentes como bloques de piedra sin fisuras...; entonces vuestra comprensión penetrará todas las enseñanzas. En poco tiempo os encontraréis firmemente desapegados y por primera vez en vuestra vida descubriréis que vuestras reacciones a los fenómenos decrecen, hasta que un día la gente dirá al veros que en el mundo ha aparecido un buda. El conocimiento puro y desapasionado implica poner fin al incesante fluir de los pensamientos, imágenes y voces, ya que de esta forma dejáis de crear el karma que os conduce hacia un futuro sinuoso y oscuro. Una vez que todo tipo de proceso intelectual haya cesado, no creareis ni una sola partícula de karma. Entonces, incluso en esta vida, vuestras mentes y cuerpos serán los de un ser completamente liberado. Siguiendo armoniosamente las condiciones de vuestras vidas cotidianas, debéis seguir aprovechando las oportunidades que se os presenten para reducir la cantidad de viejo karma almacenado en el pasado y sobre todo debéis evitar crear la necesidad de nuevas retribuciones futuras."

7.- "Por mucho que os digan que el estado de ser que los budas enseñaron se alcanza leyendo textos, orando o realizando cualquier otra práctica similar, no debéis hacer caso alguno. Una percepción fugaz como un parpadeo de que sujeto y objeto son uno, os conducirá a una profunda y misteriosa comprensión más allá de las palabras. Y gracias a esta comprensión, despertaréis a la verdad absoluta. Cuando encontréis a alguien que no tenga esta comprensión, aparentad que no sabéis nada. Puede que quien sea esté encantado con su descubrimiento de algún camino a la iluminación, pero si os dejáis persuadir por él, en vez de experimentar el placer prometido, sentiréis solo tristeza y desengaño. Qué tienen que ver estos pensamientos con nuestra mente original? Aunque os dieran algún método o algún truco maravilloso, serían solo enseñanzas construidas por el pensamiento que no tendrían nada que ver con nuestra naturaleza original. Eliminar de la mente incluso el principio desde el que la acción nace es la verdadera enseñanza de los budas, mientras que el dualismo pertenece a los demonios."
 
8.- "Es inútil practicar para alcanzar la iluminación porque como tú ya eres fundamentalmente completo en todos los sentidos, tratar de aumentar tu perfección con ejercicios es inútil. Haz lo que tengas que hacer cuando se presente la ocasión y después vuelve a la calma. Si no estás absolutamente convencido de que la mente lo es todo, estás perdido. Seguir apegado a las formas y prácticas que ofrecen todo tipo de recompensas es absolutamente incompatible con la iluminación. La mente única lo es todo y no hay ninguna otra mente fuera de ésta. Es brillante y sin mancha como el vacío y carece de apariencia definida. Usar la mente para pensar conceptualmente es abandonar la substancia para apegarse a la forma. La mente única carece de forma y de apego. Practicar es avanzar paso a paso, pero la mente única que existe desde siempre no es una mente con la que pueda tratarse paso a paso. Despierta a la mente única y no te quedará nada más por hacer. Esta es la mente real. Todos los seres vivos son solo la mente única.”

9.- "La mente es como el vacío porque en ella no hay ni bien, ni mal. El vacío no es más brillante a la salida del sol, ni más oscuro tras el ocaso. Los fenómenos de la luz y la oscuridad se alternan naturalmente entre si, pero la naturaleza del vacío permanece inalterable. Así ocurre con la mente de quienes han despertado a su naturaleza original y con la de todos los demás seres vivos. Si crees que la mente es pura y brillante en unos y oscura en los demás, estás dejando que los conceptos resultantes de tu apego a la forma bloqueen tu acceso al conocimiento supremo. Solo existe la mente única y en ella no hay absolutamente nada a lo que agarrarse y esta mente es nuestra propia naturaleza. Si no despertáis a esta sustancia mental, la ocultaréis tras el pensamiento conceptual, buscaréis vuestra naturaleza fuera de vosotros mismos y permaneceréis de por vida apegados a las formas, abrazando falsas creencias y siguiendo alguna de las mil prácticas existentes que solo dañan y que nada tienen que ver con la iluminación suprema."

10.- "Tratar de lograr la iluminación siguiendo cualquiera de las prácticas filosóficas o religiosas que existen, no es comparable con imitar a quien ha eliminado el pensamiento conceptual y ya no forma concepto alguno. La  sustancia del absoluto es internamente inmóvil como la madera o la piedra y externamente como el vacío que carece de estructura y de limitación. Esta sustancia no es subjetiva ni objetiva. Carece de localización especifica y de forma y no puede desvanecerse. Cuando aquellos que buscan la iluminación usando el intelecto en vez del conocimiento intuitivo se acercan, inmediatamente se retiran temiendo caer en el vacío al no encontrar nada a lo que agarrarse para evitar la caída."

11.- "Despertad a la mente única y la mente única estará aquí en vosotros. Entonces dejareis de apegaros a las apariencias buscando inútilmente encontrar algo objetivo fuera de vuestra propia mente mientras vivís de espaldas a vuestra naturaleza real. Y seréis como la tierra del camino que no se enorgullece porque pasen por ella reyes y nobles, ni se incomoda al ser pisada por ovejas, cabras, vacas o reptiles. La arena no anhela las joyas y los perfumes, pero tampoco rechaza los excrementos y la orina."

 12.- "En nuestra naturaleza original no hay absolutamente nada objetivo. Es todo vacío omnipresente, silencioso y puro. Es un misterioso gozo, glorioso y en paz;  y eso es todo. Para penetrar profundamente en vuestra naturaleza,  teneis que despertar por vosotros mismos a ella. Es aquello que está ahora mismo ante vuestros ojos en toda su plenitud y absolutamente completo. Y fuera de eso no hay nada. Aunque coronéis con éxito una por una todas las prácticas espirituales hacia la iluminación, al final, cuando en un solo instante alcancéis la realización completa, estaréis solo dándoos cuenta de la naturaleza original que ha estado con vosotros todo el tiempo y a la que, con todas las etapas recorridas y esfuerzos realizados, no le habreis añadido nada en absoluto. Consideraréis entonces todo ese tiempo de trabajo y logros como acciones irreales realizadas en sueños. Por eso se dice que en la completa e insuperable iluminación no se logra ni se obtiene nada y que de no ser asi, no se trataría de la iluminación suprema. En esta naturaleza no pueden hacerse distinciones, nada es sagrado y nada es profano.  Es la mente pura, el origen de todo y ya sea que aparezca como seres vivos, como seres iluminados, como los ríos y las montañas del mundo que tiene forma, o penetrando el universo entero como lo que no tiene forma, es imposible distinguir en ella entre un yo y lo que no es ese yo."

13.- "Esta mente pura es el origen de todo y brilla sobre ello para siempre con la luminosidad de su propia perfección. Pero las gentes del mundo no la conciben y consideran que la mente es solo lo que ven, oyen, sienten y conocen. Cegados por su propia vista, oído, sentimientos y conocimientos, no perciben la brillantez espiritual de la sustancia origen. Si tan solo pudieran eliminar repentinamente todo pensamiento conceptual, esa sustancia original se manifestaría sola sin límites ni impedimentos, como cuando el sol asciende por el vacío iluminando el universo entero. No se puede progresar mediante la visión, el oído, el sentimiento o el conocimiento porque si así fuera, quienes están privados de esas maneras de percibir tendrían bloqueado el camino hacia la mente y no encontrarían por donde pasar. Solo daos cuenta de que aunque la mente real se expresa en éstas percepciones, ni forma parte de ellas, ni está separada de ellas. No debéis empezar a razonar a partir de éstas percepciones, ni dejar que den nacimiento al pensamiento conceptual; aunque tampoco debéis buscar la mente única aparte de ellas o abandonarlas en vuestra persecución de la iluminación. No las sujetéis ni las abandonéis, no permanezcáis en ellas ni las rechacéis. Arriba, abajo y alrededor de vosotros, todo existe espontáneamente porque no hay lugar alguno fuera de la mente única."

14.- "No podemos usar la mente para buscar la mente porque aunque lo intentáramos durante años no lo conseguiríamos jamás. Nada es comparable con la enseñanza fundamental que es la repentina eliminación del pensamiento conceptual. Suponed que un guerrero, olvidando que su perla preciosa cuelga de su frente, se pusiera a buscarla por todas partes creyendo haberla perdido. Podría viajar por el mundo entero sin encontrarla. Pero si alguien se la señalara, el guerrero se daría cuenta inmediatamente de que la perla había estado allí todo el tiempo. Si no sabéis cuál es vuestra propia mente real y no reconocéis que es vuestra verdadera naturaleza, os pondréis a buscarla por todas partes esperando encontrarla mediante todo tipo de prácticas graduales. Pero por mucho que busquéis de esta forma, nunca lograréis nada. Estos métodos no pueden compararse con la repentina eliminación del pensamiento conceptual, en el conocimiento cierto de que no hay nada que tenga existencia absoluta, nada a lo que agarrarse, nada subjetivo u objetivo. Es evitando la aparición del pensamiento conceptual que nos damos cuenta de cuál es nuestra verdadera naturaleza y cuando lo hacemos, simplemente estamos dándonos cuenta de que ha sido nuestra mente desde siempre. Años de esfuerzo serán solo tiempo perdido. Cuando el guerrero encontró su perla y descubrió que había estado colgando de su frente todo el tiempo, se dio cuenta también de que sus esfuerzos no tuvieron una relación directa con su hallazgo. Por eso, expresando la más alta verdad, se dice que en la iluminación suprema no se obtiene nada."

15.- "Despertar repentinamente al hecho de que vuestra propia mente es vuestra verdadera naturaleza y de que no hay nada que alcanzar, ni acción alguna que realizar, es la enseñanza suprema; esto es realmente la iluminación. Lo único que tenéis que temer es que el nacimiento de un solo pensamiento alce una barrera entre vosotros y esta enseñanza. Entre un pensamiento y otro no debemos dar lugar al nacimiento de la forma ni de la actividad. Si deseáis alcanzar la iluminación no necesitáis estudiar doctrina alguna, sino aprender cómo evitar toda búsqueda y todo apego. Donde no se busca nada, la mente no ha nacido; donde no existe apego alguno, la mente no es destruida. Y aquello que no nace ni se destruye es nuestra naturaleza original. Abandonarlo todo es la enseñanza verdadera y equivale a la iluminación suprema. El abandono de todas las ilusiones no deja enseñanza alguna a la que acogerse."

16.- "Las gentes del mundo se entregan al pensamiento conceptual a partir de los fenómenos que les rodean y así provocan el nacimiento del deseo y del rechazo. Para eliminar los fenómenos de vuestro alrededor solo tenéis que acabar con vuestro pensamiento conceptual. Cuando éste cesa, los fenómenos quedan vacios; y cuando quedan vacíos, el pensamiento cesa. Pero si tratáis de eliminar vuestro entorno sin detener antes el pensamiento conceptual, solo incrementaréis el poder que tiene sobre vosotros. Todas las cosas no son más que la mente única, la mente intangible, qué esperáis entonces alcanzar? No hay nada tangible en ningún lugar, solo una realidad que no puede ser realizada ni alcanzada. Es suficiente con que tengáis una misteriosa y tácita comprensión de que todo esto es así."

17.- "Si alguien al borde de la muerte fuera capaz de ver que todo aquello de lo que es consciente está realmente vacío, que su cuerpo físico carece de un yo, que la mente real no tiene forma, ni viene ni va, que su naturaleza real no comenzó con el nacimiento ni acabará con la muerte sino que más bien es un todo inmóvil en sus profundidades y que su mente y los objetos de su entorno son uno; si pudiera verlo todo de este modo, recibiría repentinamente la iluminación suprema, ya no estaría interesado en el mundo, se convertiría de pronto en alguien que lo ha trascendido por completo y no tendría la más mínima intención de renacer. Si imaginase la aparición de todo tipo de seres gloriosos, no sentiría el más mínimo deseo de acercarse a ellos y si fueran visiones terribles y pavorosas las que le rodearan, tampoco experimentaría terror alguno. Sería simplemente él mismo, separado del pensamiento conceptual y uno con el absoluto. Habría alcanzado el estado de ser incondicional. Este es el principio fundamental."

18.- "Mucha gente teme caer al vacío si deja de pensar. No saben que su propia mente es ya el vacío. Los ignorantes evitan los fenómenos pero no los pensamientos; los sabios evitan los pensamientos pero no los fenómenos."

19.- "La mente es nuestra naturaleza original y la manera de desvelarla es retirarse del pensamiento conceptual. Una vez que detienes la aparición de conceptos y pensamientos sobre los pares de opuestos, ignorando si algo existe o no existe, si es largo o corto, si se mueve o no, si son los demás o soy yo, te darás cuenta de que la mente es intrínsecamente tu naturaleza, que tu naturaleza es intrínsecamente la mente y que esta mente es como el vacío. Si buscas encontrar algo que no sea esto, te condenas al fracaso. Aunque siguieras durante el resto de tu vida todas las prácticas que existen para lograr la iluminación, no conseguirías nada porque todas esas acciones solo producen buen karma y cuando este se agote te encontrarás de nuevo en el mundo efímero en el que estabas. Tan solo tienes que reconocer la naturaleza de tu propia mente en la que no hay yo ni otros y entonces habrás alcanzado la iluminación."

20.- "Abandona todo lo que has adquirido a lo largo de tu vida como si fuera la cama en la que permaneciste mientras estabas enfermo. Solo cuando hayas abandonado todas las percepciones, dejará de haber algo que percibir; solo cuando los fenómenos dejen de obstruirte y hayas acabado con todos los conceptos dualistas, incluidos los de ser un ignorante o un iluminado, alcanzarás la iluminación. Como la mente no conoce divisiones en entidades separadas, los fenómenos deben ser igualmente indiferenciados. Y como la mente está más allá de las actividades, lo mismo debe ocurrir con los fenómenos. Cada fenómeno que existe es una creación del pensamiento, por eso solo necesito vaciar mi intelecto para descubrir que todos los fenómenos son vacío. Es lo mismo con los objetos de los sentidos, pertenezcan a la categoría que pertenezcan. El  vacío inabarcable que se extiende en todas direcciones es uno con la sustancia de la mente y como la mente es fundamentalmente indiferenciada, todo lo demás debe serlo también. Las diferentes entidades aparecen ante ti solo porque tus percepciones establecen esa diferencia. Iluminación suprema es el nombre que se le da a la realización de que nuestra naturaleza original no posee el más mínimo atributo. Solo existe una mente única. Verdaderamente no puede haber multiplicidad de formas, no hay brillo celestial, ni victoria gloriosa alguna sobre el mundo de los fenómenos."

21.- "En este momento en que estás siendo consciente de todos los pensamientos que aparecen en tu mente, dónde está tu naturaleza original? Tu conciencia es tu naturaleza original. Trata de comprender que si fueras libre de este proceso mental ilusorio, no habría ninguna naturaleza original. Cuando permites que el movimiento de tu intelecto resulte en un solo concepto, estás trayendo a la existencia un ser objetivo capaz de alcanzar la iluminación. Cualquier concepto sobre la existencia de un ser vivo que necesita la liberación, crea tal ser como objeto del pensamiento. Todos los procesos intelectuales y los movimientos del pensamiento proceden de tus conceptos y son su resultado. Si evitaras elaborar conceptos, para qué sería necesario que existiera una naturaleza original?”